viernes, 12 de mayo de 2017

Ribó pide ahora a la policía que respete los «permisos especiales» de coches oficiales

Verdadera Izquierda


 

 
Ribó, Valencia, Podemos, Coches oficiales, permisos, policiaEn los tres años que van entre 2014 y 2017, Compromís ha dado un giro de 180 grados a su política sobre coches oficiales y escoltas. De decir que no los iba a utilizar en campaña, Ribó ha pasado a emplear un cuerpo de escoltas, como corresponde al alcalde de una ciudad como Valencia. Y de perseguir coches oficiales para ver si estaban mal aparcados («poco importa que se salten las ordenanzas de circulación, cometiendo infracciones y que no se les multe», decía en febrero de 2014 el entonces asesor de Compromís y actual concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi), el alcalde ha pasado a pedir a la Policía Local que sea permisiva con los coches en los que se desplaza después de que ayer se hiciera pública una multa de tráfico interpuesta a un coche oficial por aparcar en la calle peatonal Arzobispo Mayoral, a espaldas del Consistorio.

Es el segundo enfrentamiento en poco tiempo entre Policía Local y escoltas del alcalde, que también son agentes del cuerpo municipal. El primero, tal como ha podido confirmar este diario de fuentes solventes, ocurrió hace unos dos meses, cuando el escolta de Ribó se negó a retirar el coche oficial de la salida de emergencia del pabellón Fuente de San Luis pese a que se lo ordenó un mano, argumentando que sólo respondía ante el coordinador de escoltas. En este caso, como es habitual («se gestionan expedientes en todas las Juntas de Gobierno», dijo la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, el pasado lunes), se sancionó al escolta con una falta grave por desobedecer a un mando situado por encima de él en la escala de la Policía Local de Valencia.

El otro se vivió el Miércoles de Ceniza, tal como desveló ayer Radio Valencia. Un coche oficial de la escolta del alcalde estaba aparcado en la calle Arzobispo Mayoral y un agente de la policía local le multó por estacionar en una zona peatonal. A este respecto, y a pregunas de LAS PROVINCIAS, el primer edil respondió que la Policía Local sí ha de tener una atención especial a los coches oficiales. «Hay coches que tienen una serie de permisos especiales», comentó el alcalde, que apuntó como ejemplo los coches de prensa y concejales que, autorizados por el Consistorio, estacionan frente al Ayuntamiento, en algunas zonas alrededor de la plaza. Ribó resaltó que estos poseen una tarjeta que indica que «tienen permiso» para ello. Igualmente, se refirió a los «permisos especiales» de los coches de la Junta Central Fallera y «determinados elementos de seguridad».

 

Llama la atención su posición porque, en 2014, el entonces asesor municipal de Compromís en el Ayuntamiento, Giuseppe Grezzi, perseguía «en bicicleta y cámara en mano», como él mismo se define en su blog, a los coches oficiales de la alcaldesa Barberá y se preguntaba, respecto al estacionamiento de los vehículos durante un acto en el Westin: «¿Y el abuso de privilegio y de autoridad, mientras que al común mortal se les caería el pelo por dejar su coche aparcado así?».

No hay comentarios:

MARTA ROVIRA CALIENTA LA CAMPAÑA

Oriol Junqueras y Marta Rovira, dirigentes de ERC Serenidad, prudencia, templanza, sentido común y algunas cualidades más tendrían q...