domingo, 21 de octubre de 2012

El Gobierno Rajoy tiene ya lista la poda a fondo de la Administración

Derroche, gasto, ahorro y recursos.

Reducción de concejales, supresión de entidades locales y ajuste de competencias.

Cierre de empresas y recorte de personal son las asignaturas aún pendientes de las autonomías
 
 

Todo está ya listo y en cuanto se conozcan los resultados de las elecciones autonómicas, sobre todo de las que se celebran en Galicia donde Mariano Rajoy se juega algo más que el control de una comunidad clave, empezará la poda.
Sobre la mesa están la reducción de concejales, la supresión de entidades locales y el ajuste de competencias, además del cierre de empresas y el recorte de personal sobre todo en las autonomías.
Como subraya Pepa Montero en 'El Economista', la reforma de las administraciones públicas para adelgazar su peso, racionalizar sus funciones y evitar duplicidades sigue siendo el caballo de batalla del Gobierno en la lucha contra el déficit y el despilfarro.
Una lucha en la que el Ejecutivo planea centrarse en las próximas semanas y cuya primera medida será, con toda probabilidad, el adelgazamiento de la Administración local.
Esta inminente ofensiva en el ámbito autonómico y municipal viene impuesta por la realidad de un país al borde del rescate, con 17 administraciones periféricas, 8 de ellas tan estranguladas financieramente que han debido acogerse al Fondo de Liquidez, y que pese a no poder pagar las nóminas a final de mes, siguen sin coger por los cuernos el toro del gasto.
Esto es: prácticamente ningún Gobierno regional ha metido de verdad tijera en la mayor partida de dispendio, que procede del desorbitado sector público empresarial y de la abultada plantilla funcionarial.
Ante la pasividad y resistencia generalizada de unos Gobiernos autonómicos lastrados por el clientelisno y varios comicios que pueden modificar el statu quo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya avanzó en julio de 2012 por dónde irían las actuaciones del Ejecutivo.
En primer lugar, una reducción del 30 por ciento en el número de concejales, dentro del plan gubernamental de racionalización administrativa.
El impacto de tal medida se cifra en 3.500 millones de euros, que se sumarían a los 10.500 millones que se lograrían con la racionalización del número de entidades locales y competencias impropias, según consta en el plan de estabilidad financiera 2012-15 remitido a Bruselas. También se delimitarán competencias y se racionalizarán las Diputaciones.
Mayor fuente de despilfarro
Con todo, la mayor fuente de gasto descontrolado son las empresas públicas, autonómicas y municipales, que tanto Bruselas como el Gobierno central y los expertos aconsejan cerrar o privatizar.
"Con el cierre de empresas, entes y organismos autonómicos y municipales se lograría un ahorro de 24.000 millones, que es el equivalente a la deuda que acumulan. Y sin que tuviera repercusión en el déficit", plantea Lorenzo Bernaldo de Quirós, presidente de Freemarket, quien no duda en señalar algunos de estos entes.
"Hay que eliminar los Consejos Económicos y Sociales, que no sirven para nada, así como los Tribunales de Defensa de la Competencia, que son un disparate".
De parecida opinión es el profesor de la Universidad Complutense Fernando Méndez Ibisate:
"Hay que prohibir la existencia de organismos, empresas públicas, fundaciones, etc, que se crean por duplicado y hasta triplicado para determinadas exhibiciones, exposiciones, etc. Lo único que hacen es duplicar gastos".
Un ejemplo palmario de estos organismos autonómicos y municipales perfectamente prescindibles son las televisiones.
"Habría que cerrarlas. De hecho, yo eliminaría la televisión pública, incluida la estatal".
Coste político
Si la solución parece tan clara, ¿por qué no se ha hecho ya? Fundamentalmente, por el elevado coste político, que es también la razón de que la cifra de empleados públicos está bajando, pero a un ritmo claramente insuficiente.
En opinión de José Ignacio Conde-Ruiz, subdirector de Fedea y profesor titular de la Universidad Complutense, donde las CCAA más pueden reducir el gasto es en el capítulo de personal:
"Supuso cerca del 40 por ciento del gasto no financiero total de las comunidades autónomas en 2011 y que desde 2002 prácticamente se ha doblado".
Respecto a la efectividad de las medidas adoptadas, el directivo de Fedea asegura que son claramente insuficientes para cumplir el objetivo de estabilidad.
"De hecho, la mayor parte del ahorro en el gasto de las CCAA se debe a medidas que ha impulsado la Administración Central -Real Decreto de Sanidad, Educación y Dependencia y eliminación de la pagas extras- más que a medidas de reducción de gasto que provengan de actuaciones propias".
"Lo que choca con los principios de autonomía y corresponsabilidad fiscal que uno debería imponer en todo sistema de financiación autonómico".
También Jordi Fabregat, director del Máster de Finanzas de Esade, coincide en la necesidad de "recortar el número de personas en las administraciones", al igual que meter tijera en las empresas públicas:
"Habrá que ir cerrando. Es muy duro, pero no queda más remedio".
Pese a las reformas, este economista sostiene que será imposible cumplir el déficit del 6,3 por ciento prometido a la UE, y que, entre los anticipos que piden las CCAA y la poca claridad de cuentas:
"Será difícil que sepamos quién incumple el objetivo, si el Gobierno o las CCAA".
 

No hay comentarios:

Rajoy aplica el 155: destitución del Govern y control del Parlament

El Gobierno pide al Senado que apruebe la destitución de todo el Gobierno de la Generalitat y convocará elecciones en Cataluña en un plazo...