martes, 13 de junio de 2017

Rajoy rompe el debate y descalifica la moción por “chusca” y antisistema

“Ustedes necesitan malas noticias como el comer”, dijo el dirigente del PP además de acusar a Iglesias de usar la moción de censura para su plan de “agitación social”
 
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención. (Reuters)
 
Después de jugar al despiste durante días, Mariano Rajoy ha decidido romper los esquemas del debate de la moción de censura al intervenir el primero en defensa del Gobierno, incluso antes de oír a Pablo Iglesias, para responder a la portavoz de Podemos, Irene Montero. Con ironía pero con descalificaciones contundentes, el jefe del Ejecutivo ha atribuido la iniciativa podemita a su afán por el espectáculo, la necesidad de medirse con el PSOE para encabezar la oposición de izquierda y la salida de la crisis económica que frena el proyecto político de los populistas.
El presidente del Gobierno ha pronunciado unas frases de balance de la sesión parlamentaria que parecían de cierre de la misma: “Es una moción contra la estabilidad de España y contra todos los que contribuyen a hacerla posible. Por eso, su anunciado fracaso es la mejor noticia para España. España gana y ustedes pierden”.

Rajoy rompe el debate y descalifica la moción por “chusca” y antisistema

Rajoy se ha erigido en defensor de su gabinete, del Partido Popular, del marco constitucional y hasta del segundo puesto del PSOE en el arco parlamentario pese a la ausencia del reelegido jefe de filas de los socialistas, o precisamente por eso. Recordó el doble fracaso de Iglesias en su intento de ponerse por delante de ese PSOE a la baja y se congratuló de su desgaste, incluso del empeño en el espectáculo porque “cuanto más se les conoce menos se les vota”.
El presidente del Gobierno se esmeró en las descalificaciones a la moción de censura: chusca, pintoresca, parodia o desahogo sentimental. En el fondo, según Rajoy, la iniciativa de Iglesias obedece a la estrategia de Iglesias de “hostigar, estigmatizar y destruir al adversario” para alcanzar el poder por cualquier medio.
Miembros del Partido Popular aplauden a Rajoy. (EFE)
Miembros del Partido Popular aplauden a Rajoy. (EFE)
Sobre las “calumnias, infundios, habladurías, fantasías, embustes o bulos” que Montero dirigió al Ejecutivo y al PP para concluir que el partido en el Gobierno es una organización criminal consagrado a la corrupción, su jefe de filas respondió que la Justicia persigue los escándalos concretos y que su partido no es corrupto ni sus ministros delincuentes. “El exceso es el veneno de la razón”, recordó Rajoy a la portavoz podemita con cita de Quevedo.
Ante el catastrofismo con que la 'número dos' de Iglesias dibujó la situación económica y social de España, el presidente del Gobierno aprovechó para hacer un repaso general de los datos de crecimiento y creación de empleo que constatan la recuperación y el fin de la crisis. Según Rajoy, Montero pinta un “cuadro tenebroso” para huir de una realidad que contrasta y pone fin al caldo de cultivo que dio origen al nacimiento del movimiento populista.

Rajoy rompe el debate y descalifica la moción por “chusca” y antisistema

“Ustedes necesitan malas noticias como el comer, y si no las hay las fabrican”, dijo el dirigente del PP además de acusar a Iglesias de usar la moción de censura para su plan de “agitación social” contra la estabilidad de España.

"Un Gobierno dirigido por usted sería letal"

Después del primer mano a mano con Montero, Mariano Rajoy también pidió turno como presidente del Gobierno para replicar a Pablo Iglesias en cuanto el jefe de Podemos acabó su discurso y para concluir que cualquier gabinete dirigido o influido por el aspirante “sería letal para el bienestar general y para el modelo de convivencia que nos hemos dado”.
El jefe del Ejecutivo insistió en que la aportación de Iglesias sigue siendo “la política espectáculo” y “las poses fotográficas”, pero que llegada la hora de la verdad y visto su “sucedáneo de programa” es evidente que no pretende gobernar para todos los españoles sino “destruir al adversario”.

Rajoy rompe el debate y descalifica la moción por “chusca” y antisistema

Usted no puede ser presidente del Gobierno”, repitió varias veces Rajoy para acusar después al presidente de Podemos de sectario, populista, enemigo declarado del marco constitucional y admirador del régimen chavista de Venezuela.
En sus ocho turnos de réplicas y dúplicas, el dirigente del PP se mostró especialmente alarmado con la ambigüedad o complicidad de Iglesias con el anuncio del referéndum independentista en Cataluña. No pudo arrancar al podemita una aclaración sobre si cree o defiende la soberanía nacional, el principio de igualdad o el derecho del conjunto de los ciudadanos a opinar sobre la nación.
Además de reiterar que el objetivo primero de Iglesias es hacerse con el espacio político y electoral del PSOE desde el populismo de izquierdas, Rajoy descalificó en especial sus propuestas económicas de subir impuestos, aumentar el déficit y liquidar las reformas que han permitido la recuperación y la creación de empleo.

No hay comentarios:

MARTA ROVIRA CALIENTA LA CAMPAÑA

Oriol Junqueras y Marta Rovira, dirigentes de ERC Serenidad, prudencia, templanza, sentido común y algunas cualidades más tendrían q...