viernes, 23 de junio de 2017

Hoy van a por los toreros, y mañana irán a por los que beben leche y comen carne

En EEUU animalistas han empezado a comparar a los que beben leche con nazis

Hoy van a por los toreros, y mañana irán a por los que beben leche y comen carne

Mar 20·6·2017 · 21:38 12
El pasado sábado murió el torero español Iván Fandiño a causa de una cornada, durante una corrida de toros en Francia. Inmediatamente muchos animalistas se lanzaron a celebrar su muerte.
No sólo toreros: el animalismo también va contra científicos, pescadores, ganaderos…
El animalismo y el marxismo cultural: una muy interesante entrevista a Álex Lachhein
Contra los toros pero a favor de matar a hijos por nacer
Los energúmenos no dudaron en llamar “asesino” al torero, tal vez olvidando que un asesino es aquel que matar con alevosía, ensañamiento o por una recompensa a un ser humano. Se da la circunstancia de que muchos de los que llaman “asesino” al torero no tienen inconveniente alguno en llamar “derecho” al asesinato de hijos por nacer en el vientre materno.
Brutal paliza de animalistas contra un torero en Cádiz
Ayer también se conoció la brutal paliza recibida por otro torero a manos de un grupo de animalistas, que le reconocieron cuando comía en un restaurante en Zahara de los Atunes (Cádiz). Los agresores le llamaron “hijo de puta”, “criminal” y “asesino de mierda”. Al escuchar los insultos, la mujer que acompañaba al torero salió a tomar el aire a causa de un ataque de ansiedad. El torero vio como los animalistas agarraban por el pelo a la mujer y salió en su ayuda, momento en que le agredieron a él, requiriendo atención médica a causa de los golpes recibidos.
Científicos, ganaderos y pescadores, también en el punto de mira
Estos dos episodios son sólo los últimos de un fenómeno cada vez más preocupante: la violencia de los animalistas, un grupo de gente que está actuando como una secta peligrosa, agrediendo a todos los que no comparten sus patrañas. La excusa hoy es llamar “asesinos” a los toreros, pero pronto no se limitarán a eso. Recordemos que el animalismo ha puesto también en su punto de mira a científicos, ganaderos y pescadores, a los que acusan de lucrarse con el sufrimiento y la muerte de animales. Si el animalismo prohibiese esas actividades morirían muchos seres humanos, ya no sólo por las necesidades alimenticias de la población -es imposible alimentar a un país como es debido prescindiendo de la leche, de la carne y del pescado-, sino también porque la experimentación con animales es imprescindible para lograr avances médicos en la lucha contra enfermedades, como ha recordado la Confederación de Sociedades Científicas.
Según PACMA consumir leche es ‘cruel’; PETA dice que es propio de nazis
Tampoco tardarán en verse señalados no ya los productores de leche, carne y pescado, sino también los consumidores. El Partido Animalista (PACMA) de España ha llegado a afirmar que “el consumo de animales supone la muerte de miles de millones de éstos en todo el mundo”. Recordemos, sin ir más lejos, que el año pasado, el PACMA rompió cualquier posibilidad de acuerdo con Podemos porque Pablo Iglesias se había comido una langosta. En España grupos animalistas ya se han manifestado para pedir que se prohiba ordeñar a las vacas. No es un caso aislado dentro del animalismo. En su web, el PACMA afirma: “Tendemos a pensar que consumir leche es menos cruel que comer carne, pero la realidad es otra”. El pasado mes de abril en Estados Unidos se produjo una sonada polémica cuando los animalistas de PETA equipararon a quienes beben leche con los nazis. Por si no bastaba con eso, ese mismo mes PETA arremetió contra Nintendo acusándole de promover el consumo de leche de vaca en un videojuego. Imaginemos lo que puede llegar a pasar si esta secta ideológica sigue creciendo y si no ponemos freno de una vez a sus disparates.

No hay comentarios:

Podemos niega al fiscal Maza el homenaje que sí dio a un cofundador del brazo político de ETA

En 2015 dirigentes de Podemos homenajearon al batasuno Periko Solabarria Podemos niega al fiscal Maza el homenaje que sí di...