jueves, 26 de enero de 2017

El militarismo que Podemos querría imponer en la Academia General Militar de Zaragoza

Nueva falta de respeto desde Podemos contra nuestras Fuerzas Armadas

El militarismo que Podemos querría imponer en la Academia General Militar de Zaragoza

   
Ayer el alcalde podemita de Zaragoza, Pedro Santisteve, montó un lamentable numerito en la presentación de los actos conmemorativos del 90 aniversario de la Academia General Militar.
Podemos intenta infiltrarse en las Fuerzas Armadas, y avisa: “se van a llevar un susto”
¿Militares y enseñanza? Así son la oferta y las cifras de la enseñanza militar en España
Santisteve: consejos vendo pero para mí no tengo
Además de reclamar una “paulatina reducción” de las instalaciones militares que hay en la ciudad -por lo visto, le parecen demasiadas-, no tuvo reparos en echar basura sobre la AGM diciendo que tiene como retos la “corrupción, falta de transparencia, violencia de genero, mobbing laboral”. Hace falta tener la cara tan dura como el diamante para mencionar la corrupción cuando Santisteve cargó el ayuntamiento la gomina que usa e incluso un viaje a un mitin podemita en La Coruña, incluyendo alojamiento en un hotel de cuatro estrellas. Hay que decir, además, que desde su entrada en las instituciones Podemos se ha convertido en una agencia de colocación de familiares, amigos y exparejas. Sobre violencia de género y mobbing podría hablarle a su jefe, ese que sugería azotar a una periodista “hasta que sangrase”, o a las mujeres de Podemos que denuncian agresiones sexuales y acoso por parte de su compañeros. Y en cuanto a transparencia, ¿qué tal si Podemos nos explica cómo es posible que personas sin recursos donen 5.000 euros al partido? Eso por no hablar -si es que acaso no guardan relación ambos hechos- de los 7 millones que el gobierno de Venezuela pagó a la fundación CEPS de la que salieron los líderes de Podemos durante varios años, con el fin de extender el movimiento bolivariano en España.
Quiere una academia militar que no sea ‘militarista’
Del numerito del alcalde podemita la prensa ha destacado hoy la siguiente declaración de Santisteve: “Zaragoza quiere una Academia militar, pero no militarista”. Me parece atrevido que se erija en portavoz de los deseos de toda una ciudad un señor cuyo partido ni siquiera ganó las elecciones, y que si gobierna es gracias al apoyo proporcionado por el PSOE.
Comunistas: pacifistas en la oposición, militaristas en el poder
Es ya un clásico que los comunistas -Podemos es un partido que sostiene esa ideología, por mucho que pretenda disfrazarla- sostengan discursos pacifistas y antimilitaristas allí donde no gobiernan, y sin embargo tiren del militarismo más descarado allí donde ostentan el poder. Regímenes con los que Podemos parece sentirse muy cómodo, como Venezuela, Irán o Cuba, no son precisamente pacifistas. La semana pasada, mismamente, Nicolás Maduro publicó este ridículo vídeo probando lo último en vehículos militares bolivarianos (je), un triciclo con una ametralladora que el déspota venezolano pretende llevar a “todos los barrios”:
El perverso militarismo chavista que sí acepta Podemos
Recordemos que el régimen de Maduro tiene encarcelado a un líder opositor, el civil Leopoldo López, en una prisión militar, la de Ramo Verde. Le tiene allí en régimen de aislamiento, algo que ya han denunciado diversos organismos internacionales. A esto hay que añadir que en 2015 el régimen de Maduro autorizó al Ejército a usar armas de fuego para reprimir manifestaciones, algo que también han denunciado organismos internacionales y que, además, viola la propia Constitución venezolana. Podemos ha tenido diversas oportunidades de rechazar esta vergüenza, pero prefirió apoyar los abusos del régimen chavista hasta tres veces. A eso hay que añadir que Pablo Iglesias ha ensalzado sin rodeos a Hugo Chávez, autor de un sangriento golpe de Estado en Venezuela el 4 de febrero de 1992 que se saldó con 14 muertos y 53 heridos (50 muertos y más de 100 heridos según otras fuentes). El año pasado socios de Podemos acudieron a un consulado venezolano a rendir homenaje a esos golpistas. Nadie de Podemos lo criticó.
La infiltración de Podemos en las FAS: “Se van a llevar un susto”
Hace dos años Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores e ideólogos de partido morado, se jactó de la infiltración de Podemos en las Fuerzas Armadas y advirtió: “Se van a llevar un susto”. Es más: Monedero afirmó sin rodeos que “yo voy a estar más tranquilito sabiendo que una parte importante del Ejército va a garantizar el triunfo de Podemos, y que una parte de la Policía va a garantizar el triunfo de Podemos.” Esta utilización perversa de los militares para fines políticos define muy bien la clase de militarismo que defiende Podemos. El caso es que las leyes españoles prohíben a los militares afiliarse a un partido político o dedicarse al activismo partidista, pero a pesar de ello, en una burla descarada a la legalidad y en una traición directa a los principios de las Fuerzas Armadas -empezando por la disciplina y el respeto a la legalidad-, Podemos animó a los miembros de las FAS a “militar en el partido”, es decir, a saltarse la ley.
¿Lo que les molesta son los principios de la AGM?
Los alumnos de la AGM reciben formación en principios como el valor, la lealtad, el patriotismo, la disciplina, el honor, el cumplimiento del deber, el espíritu de servicio y de sacrificio, el compañerismo, la generosidad, la responsabilidad y la abnegación. Tal vez lo que Santisteve etiqueta como “militarismo” sea todo esto. Personalmente agradezco que los cadetes de la AGM sean formados en esos principios, y no se les prepare para encarcelar a civiles en prisiones militares por motivos políticos, reprimir a tiros manifestaciones o amenazar a la población llenando de ametralladoras todos los barrios, que es lo que pasa en Venezuela. A lo mejor es ese el militarismo que Podemos querría ver en la Academia General Militar de Zaragoza si alguna vez llega al poder -algo que ojalá no ocurra nunca-, porque los comunistas han demostrado a lo largo del último siglo que pasan con una enorme facilidad del pacifismo al militarismo en cuanto tocan la poltrona, usando a los ejércitos como parte de la maquinaria de represión de sus dictaduras.

(Foto: Guillermo Mestre / Heraldo.es)

No hay comentarios:

MARTA ROVIRA CALIENTA LA CAMPAÑA

Oriol Junqueras y Marta Rovira, dirigentes de ERC Serenidad, prudencia, templanza, sentido común y algunas cualidades más tendrían q...