sábado, 28 de mayo de 2016

‘Madrid no será nunca más ciudad del odio’, dice Pablo Iglesias tras apoyar la violencia de ultraizquierda

En marzo llamó 'derecho a la protesta' a una agresión a patadas y puñetazos

 

   
El entrecomillado lo ha dicho hoy Pablo Iglesias en su Twitter para referirse a una manifestación de ultraderecha que recorrió Madrid la semana pasada. ¿Pero aún se atreve a hablar de odio?

Confesó que le emocionaba ver cómo unos ultras pateaban a un policía
Pablo Iglesias, que hoy hace esa declaración, hace sólo 4 años elogiaba a unos encapuchados de ultraizquierda que pateaban a un policía:

El vídeo se publicó el 28 de septiembre de 2012, tras una manifestación violenta de ultraizquierda que se saldó con 35 detenidos y 64 heridos, 27 de ellos policías.
Apoyó la violencia de ultraizquierda en Barcelona
No es la única vez que el líder de Podemos ha aplaudido o justificado la violencia política cuando la ejercen sus afines: hace ahora dos años justificó los disturbios provocados por ultraizquierdistas en Barcelona, unos energúmenos que sembraron el caos en la ciudad condal dejando imágenes como éstas:



Elogió la guillotina calificándola como ‘madre de la democracia

En 2013 Pablo Iglesias se lanzó a ensalzar la guillotina calificándola como “la madre de la democracia”, a pesar de haber sido el método usado para asesinar a más de 41.000 personas durante el Terror Jacobino, un régimen totalitario nacido de la Revolución Francesa y que sembró el país vecino de cadáveres por motivos políticos y de odio a la religión.

Apoyando a violentos y a un terrorista etarra

En junio de 2015 Pablo Iglesias se lanzó a defender a “Alfon”, joven encarcelado por acudir a una huelga general con explosivos, y que tenía ya un largo historial delictivo con delitos como robo, agresión sexual, amenazas, lesiones y tráfico de drogas. Un día antes, y en una muestra de su talante, Pablo Iglesias había equiparado al terrorista Otegi con un periodista de derechas que, además, es víctima del terrorismo, Federico Jiménez Losantos.
En febrero de 2016 Podemos defendió la excarcelación del etarra Otegi, presentándole como un preso político, a pesar de haber sido encarcelado por un delito de pertenencia a banda terrorista, una banda -ETA- que ha asesinado a más de 800 españoles, niños incluidos.
Hace ahora dos meses, Pablo Iglesias calificó de “derecho a la protesta” la agresión a patadas y puñetazos del concejal podemita Andrés Bódalo contra un edil del PSOE.
¿Y este mismo tipo aún se atreve a hablarnos de odio? Precisamente Pablo Iglesias y los suyos son la más clara demostración de que el odio es el motor ideológico de la extrema izquierda, igual que lo es del fascismo y el nazismo. Si algo tienen en común todos esos totalitarios es que son capaces de justificar cualquier manifestación de violencia y de olvidar o disculpar cualquier crimen con tal de que se hayan cometido contra aquellos que, en su opinión, sobramos en la sociedad.
A Pablo Iglesias le “emociona” ver a encapuchados pateando a un policía
Según Pablo Iglesias las patadas y los puñetazos son ‘derecho a la protesta’

 

No hay comentarios:

Carmena no apoya la equiparación salarial

  El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por amplia mayoría una moción presentada por el grupo municipal del Partido Popular ...