viernes, 8 de abril de 2016

El Parlamento de Venezuela investigará la financiación al «chavismo español»

«Es inmoral financiar proyectos en el exterior cuando no tenemos dinero para medicinas»

El diputado venezolano Julio Montoya , miembro de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional 
 
El diputado venezolano Julio Montoya, miembro de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, dijo a ABC que propondrá la apertura de una investigación parlamentaria a los miembros de Podemos por haber sido financiados por Venezuela a través de la Fundación CEPS y por injerencia extranjera en asuntos internos del país. La prensa venezolana también se hizo eco de las informaciones publicadas por ABC, por segundo día consecutivo, sobre la financiación ilegal que recibieron los miembros de Podemos del fallecido presidente Hugo Chávez, por un importe de siete millones de euros, mientras que el oficialismo ha guardado silencio sobre el tema.
La información de ABC revela la prueba documentada, denominada «punto y cuenta», en la que Chávez acuerda en 2008 con su firma, autentificada por la Policía, financiar a Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Jorge Verstrynge e Iñigo Errejón para promover la creación de organizaciones políticas en España afines al chavismo. En el documento ya Chávez configuraba la creación de lo que hoy es Podemos: «Adicionalmente, según lo acordado en el referido Consejo de Ministros, el consiguiente apoyo económico que significará para la Fundación CEPS esta contratación permitirá estrechar lazos y compromisos con reconocidos representantes de las escuelas de pensamiento de izquierdas, fundamentalmente anticapitalistas, que en España puedan crear consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país cambios políticos aún más afines al gobierno bolivariano», subrayaba la publicación de ABC.
Julio Montoya afirmó que el «punto y cuenta» presidencial «es una prueba de la orden directa de Chávez para transferir recursos a los miembros de la Fundación del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) e indicaba la estrecha relación que mantenían antes con Chávez y ahora con Maduro».Recordó que ya se han mostrado varios contratos de las asesorías que prestaron los miembros de CEPS a diversos ministerios e instituciones venezolanas, como por ejemplo el contrato de casi 500.000 euros, una «cifra exagerada», que el gobierno chavista adjudicó a Juan Carlos Monedero para que se creara la moneda «sucre» para los socios del Alba.

Tachar de golpistas las protestas

«Tenemos elementos de juicio para señalar que la gente de la Fundación CEPS todavía asesoró a Maduro en los eventos de hace dos años para descalificar a la oposición y la salida propuesta por Leopoldo López, tachando las protestas de fascistas y golpistas», añadió Montoya.
El diputado también afirmó que tanto Pablo Iglesias como Juan Carlos Monedero participaban en los programas de la estatal Venezolana de Televisión, opinando sobre asuntos políticos internos, lo que en su criterio es «una injerencia extranjera indebida e inaceptable» cuando descalifica a la oposición y se interviene a favor del chavismo.

«Se mueren los enfermos»

En consecuencia, Montoya va a proponer esta semana a la Comisión de Contraloría para que inicie una investigación formal sobre la financiación ilegal del gobierno venezolano a miembros de la Fundación CEPS que sirvieron para financiar al partido Podemos. «Queremos ratificar en el Parlamento la investigación para verificar la legalidad o no de este tipo de transacciones. Tenemos la sanción de orden política que prohíbe financiar proyectos políticos en el extranjero mientras no tenemos dinero para comprar medicamentos y se nos mueren los enfermos. Eso es inmoral», recalcó.
 

No hay comentarios:

Carmena no apoya la equiparación salarial

  El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por amplia mayoría una moción presentada por el grupo municipal del Partido Popular ...