martes, 2 de febrero de 2016

Rajoy desafía la Constitución y se declara inconstitucional

El artículo 99 es claro: el “candidato propuesto” no puede negarse

Rajoy se cargó a Juan Carlos, hizo nacer a Podemos y ahora pone su ojo en Felipe VI
Rajoy se cargó a Juan Carlos, hizo nacer a Podemos y Cs y ahora pone su ojo en Felipe VI
Nueva portazo del presidente en funciones: incumple la Carta Magna de manera flagrante, pues el artículo 99 de la Constitución es claro: “Después de cada renovación del Congreso de los Diputados, y en los demás supuestos constitucionales en que así proceda, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del Presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno”. La clave reside en la “irresponsabilidad” del Rey, según la arquitectura constitucional española. Si todos los actos del monarca los refrenda el Gobierno a través de su presidente o sus ministros, este es el único acto constitucional que debe refrendar el presidente de la Cámara Baja. Y si Patxi López, ante la actual situación de bloqueo, decide que Rajoy debe presentarse a la investidura, Felipe VI debe supeditar su decisión al poder legislativo.
Captura de pantalla 2016-01-31 a las 21.58.56
Dos noes de Rajoy: la tercera propuesta de Felipe VI está en manos de Patxi López
Dos noes de Rajoy: la tercera propuesta de Felipe VI está también en manos de Patxi López
Y es que incluso el presidente del Congreso está maniatado en esta decisión por la propia Constitución a la que todos dicen obedecer, según indica el apartado 2 de este artículo 99: “El candidato propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara”. La norma es clara: “el candidato propuesto” no puede negarse, como hace Rajoy, ya sea por miedo o por estrategia política, sino que “expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar”. La Constitución le obliga no solo a comparecer en el Congreso sino a hacer los deberes y elaborar un “programa político” para esa sesión. También le exige que pida “la confianza de la cámara”.
Albert Rivera tampoco "comulga" ya con las ruedas de molino de Rajoy, que solo piensa en nuevas elecciones escupiendo en su mano
Albert Rivera tampoco “comulga” ya con las ruedas de molino de Rajoy, que solo piensa en nuevas elecciones escupiendo en la mano de Cs
Aprovechando el escaso conocimiento constitucional de los ciudadanos, Rajoy se ha saltado el artículo 99 de la Constitución española, cuando ha sido tan exigente en el cumplimiento constitucional para Cataluña. Sorprende algo más que los portavoces de los grupos parlamentarios de la Oposición tampoco hayan exigido este cumplimiento constitucional al presidente del Gobierno, ni que le hayan afeado esa “rebeldía” constitucional, o por mejor decir, esa actitud “inconstitucional”. Los líderes de PSOE y Ciudadanos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, que conocen perfectamente hasta que punto ha llegado la osadía del presidente en funciones, han preferido cargar las tintas en su impertinencia y no en su ilegalidad, exigiéndole una vez más su dimisión a causa de los interminables casos de corrupción que asolan su presidencia, los últimos de ellos en la secretaría de Estado de Presidencia (Acuamed) y Valencia (Taula). Pero aunque las organizaciones territoriales, ya muy castigadas por el retroceso electoral autonómico y local, están que trinan, Rajoy se ha encastillado y echado al monte: hasta los “históricos” del PP están atemorizados y solo algunos jovenes dirigentes, como el ex alcalde Juan José Cardona, se han atrevido a alzar la voz.
Portada de El País en la noche del domingo: el titular no se detallaba en la información pero "Espía" cuenta por qué.
La noticia no lo detalla, “Espía” lo cuenta.
A este desafío inconstitucional los partidos políticos han respondido con silencio y estupor. Entre bambalinas, se están produciendo los habituales movimientos subterráneos de Palacio tan propios de este régimen, en lugar de explicar a los ciudadanos como rige la actual Constitución y, en su caso, los mecanismos que se han articulado para cambiarla, reformarla o modificarla. De ahí el titular de “El País”: “El PP presiona al Rey para que no proponga a Rajoy para la investidura”.
Rajoy exige a Cataluña lo que él no cumple
Rajoy exige a Cataluña lo que él no cumple
En la información, el diario de PRISA no detalla el titular ni se atreve a sonrojar al presidente en funciones por su conducta inconstitucional, sino que informa que “Mariano Rajoy volverá a declinar acudir el primero al pleno de investidura como candidato a la presidencia del Gobierno si el rey Felipe VI le hace ese ofrecimiento en su cita bilateral de este próximo martes, con la que culminará esta segunda ronda de contactos políticos”. Una vez más, Rajoy habla por boca de ganso, toda vez que el periódico explica que “el vicesecretario Sectorial del PP, Javier Maroto, ha confirmado este domingo esa posición cuando se le ha preguntado por cuál sería la actitud de Rajoy en esa audiencia con el Rey: “Si no hay modificaciones en los apoyos recibidos no hay razones para cambiar”. El dirigente popular, sin embargo, ha precisado que el Monarca puede actuar por su cuenta y proponer lo que considere oportuno”.
Podemos perplejo: la erosión al rey procede de Rajoy
Podemos perplejo: la erosión al rey procede de Rajoy
Este segundo desplante de Rajoy al joven monarca está causando perplejidad entre los grupos parlamentarios, que no se explican como “el candidato propuesto” está haciendo pasar a Felipe VI por el “mal trago” de un segundo corte de mangas constitucional. Los diputados de corte republicano (Podemos, ERC y la mayoría del Grupo Mixto) consultados por “Espía en el Congreso” no escondían este domingo una cierta sonrisa y confiaban incluso en que estos desaires “calen” en el PP hasta el punto de erosionar aún más la figura del monarca. En este sentido se recordaba incluso la mala relación entre José María Aznar y el viejo rey Juan Carlos, aunque es cierto que el ex líder del PP nunca cayó en el desacato constitucional ni quebró artículo alguno de la Carta Magna, según reconocen hasta sus más acerados críticos.
Pedro Sánchez no tendrá más remedio que acatar: será "candidato propuesto" por tercera vez
Pedro Sánchez no tendrá más remedio que acatar: será “candidato propuesto” por tercera vez
Así las cosas, todo parece indicar que este martes el rey recibirá un segundo portazo de Rajoy en la Zarzuela y que ante este hecho consumado, el monarca no tendrá más remedio que, previa “consulta” con Patxi López y “a través” de él, pues en realidad es quien tomará la decisión de acuerdo a la literalidad de la Constitución y como presidente del Congreso, realizará un tercer intento de “candidato propuesto”. Si verdaderamente Rajoy se niega por segunda vez, entonces será el turno de Pedro Sánchez.

No hay comentarios:

Carmena no apoya la equiparación salarial

  El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por amplia mayoría una moción presentada por el grupo municipal del Partido Popular ...