sábado, 9 de enero de 2016

‘Arderéis como en el 36′: así fue el asalto a una capilla que Rita Maestre llama ‘pacífico’



El 18 de febrero la edil de Podemos comparecerá como imputada por el asalto

‘Arderéis como en el 36′: así fue el asalto a una capilla que Rita Maestre llama ‘pacífico’

  
Ayer se supo que Rita Maestre, concejala de Podemos en Madrid, comparecerá como imputada ante la Justicia el 18 de febrero por participar en el asalto a una capilla universitaria.
Pide el cese de Rita Maestre, imputada por un delito contra la libertad de conciencia
Madrid no merece ser gobernada por quienes se creen con derecho a agredir a los cristianos
Un asalto jalonado con insultos y amenazas contra los católicos
Los hechos en cuestión ocurrieron el 10 de marzo de 2011. Medio centenar de ultras de izquierda asaltaron la capilla católica del Campus de Somosaguas. Un grupo de chicas que estaba entre los asaltantes se desnudaron de cintura para arriba ante el altar. Las alumnas católicas que rezaban en ese momento en la capilla y el capellán que había en ella recibieron insultos por parte de los asaltantes, y el sacerdote fue zarandeado. Los asaltantes pegaron carteles en los bancos de la capilla, y gritaron consignas, blasfemias e insultos contra los católicos acompañados de un megáfono. Los ultras gritaron lemas amenazantes como “arderéis como en el 36″ y “vamos a quemar la Conferencia Episcopal”. Además, las asaltantes cubrieron la fachada de la capilla con pintadas insultantes. “Todo esto fue fotografiado y filmado por personas que los acompañaban”, según señaló el Arzobispado de Madrid en una nota al día siguiente. Esas pruebas documentales están ahora en manos de la Justicia, que próximamente juzgará a los autores del asalto.
La Fiscalía pide un año de prisión para Rita Maestre
En junio de 2015 Rita Maestre fue imputada por violar derechos fundamentales con su participación en ese asalto. Por ese delito el Ministerio Fiscal y las acusaciones populares piden un año de prisión para la actual concejala de Podemos. Tras conocer la imputación, en vez de rectificar y de pedir perdón por tomar parte en ese acto violento e intolerante, Rita Maestre hizo gala de su chulería amenazando a las víctimas del asalto: “Que se acostumbren”.
RitaMaestre @Rita_Maestre
Participé hace 4 años en una protesta pacífica por el laicismo.
 Que se acostumbren: a las instituciones llega gente con pasado de compromiso
Ayer Maestre publicaba una nota en su Twitter asegurando que el asalto fue una “actuación pacífica” y diciendo que los sentimientos religiosos le merecen “el mayor de los respetos”. ¿Su idea de lo pacífico y del respeto incluye asaltar centros de reunión católicos, interrumpir a quienes rezan en ellos, insultarles y amenazarles y llenar la fachada de pintadas?

Rita Maestre semidesnuda y gritando durante el asalto a la capilla universitaria en 2011.
La concejala mintió sobre su participación pero Carmena no la cesa.
 
En julio se demostró que la concejala mintió al decir que “simplemente miraba” mientras se producía el asalto: el diario La Razón publicó fotos de Maestre semidesnuda y gritando durante el ataque. A propósito de esto, en el siguiente vídeo emitido en 2013 podemos ver a la hoy alcaldesa de Madrid Manuela Carmena diciendo que un político imputado debe dimitir puesto que está “incumpliendo la relación de verdad” que le corresponde con los ciudadanos:

Desdiciéndose de sus palabras, Carmena rechazó que Maestre dimita o sea cesada. Así, ahora mismo en Madrid hay una concejala que participó en un asalto a una capilla, que se ha negado a pedir perdón por ello, que está imputada por un delito a causa de ello y que ha mentido para defenderse. Pero a la alcaldesa comunista no le importa nada de esto. Lo que vale para los demás políticos no es aplicable para los suyos. Como han hecho tantos otros antes que ella, Carmena demuestra que la ley que de verdad le importa es la del embudo.
Si es legítimo eso en una capilla, ¿por qué no en un pleno municipal?
Diga lo que diga la alcaldesa, los hechos de marzo de 2011 fueron muy graves. Rita Maestre participó en una agresión violenta contra la libertad religiosa, un acto de intolerancia jalonado con insultos y amenazas. Ningún país democrático puede permitir que un cargo electo que cobra un sueldo de todos los contribuyentes considere legítimos ataques como el perpetrado por esos ultras de izquierda contra una capilla católica en 2011. En una democracia nadie tiene derecho a agredir las libertades de los demás, ni a asaltar un centro de reunión, ni a insultar, amenazar y zarandear a quienes ejercen sus derechos en él. Si el Ayuntamiento de Madrid considera que esto es algo legítimo en una democracia, entonces tomemos nota. Porque si para Carmena es legítimo asaltar una capilla, despelotarse en ella, insultar y amenazar a quienes rezan en ella, llenarlo todo de pintadas y zarandear al capellán, otros pensarán entonces que también es legítimo hacer eso con un pleno municipal. Decida usted, doña Manuela, si ése es el Madrid que usted quiere, porque ya ha encendido usted la mecha para que eso ocurra, y sólo a usted le corresponde el deber de apagarla cesando a esa fanática asaltacapillas a la que tiene usted como concejala si ésta no decide tener la mínima decencia de dimitir, algo que no parece tener intención de hacer.

No hay comentarios:

Carmena no apoya la equiparación salarial

  El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por amplia mayoría una moción presentada por el grupo municipal del Partido Popular ...