miércoles, 2 de diciembre de 2015

Podemos y Bildu: dos caras de la misma ultraizquierda totalitaria

 
Ayer el anterior JEMAD, Julio Rodríguez, defendió el pacto de Podemos con Bildu asegurando que “es un partido legal” que apuesta por un gobierno de “paz y reconciliación”.
Bildu no condena los crímenes de ETA y llama ‘presos políticos’ a los etarras
Hay que recordar que en los últimos años, Bildu se ha negado a condenar los crímenes de ETA ante mociones presentadas en las Juntas de Guipúzcoa y en los Ayuntamientos de Bilbao, Ermua, Guecho, Alsasua, Andoain, Sestao, Rentería, Berrioplano y otras localidades vascas y navarras. Desde Bildu han llamado “presos políticos” a los terroristas de ETA encarcelados, como si asesinar a cientos de personas fuese un delito de opinión, y ha pedido la “amnistía” para ellos, es decir, que sus crímenes queden sin castigo. En las actuales Elecciones Generales, presos de ETA han pasado en meses o días a convertirse en candidatos de Bildu, unos individuos que estuvieron en prisión no por ser independentistas, sino por formar parte de una banda empeñada en matar a los que se oponían a sus planes. ¿Esto es lo que Julio Rodríguez llama “paz y reconciliación”?
 
Aquí no hablamos de una guerra, sino de una banda mafiosa
Algunos utilizan esas dos palabras como si en el País Vasco y Navarra hubiese habido una guerra entre dos bandos. Pero no. ETA ha querido imponer a la sociedad un proyecto totalitario utilizando la amenaza, la extorsión, el secuestro y el asesinato. Lo que ha hecho esa banda terrorista se parece mucho a lo que hacen las bandas mafiosas, que utilizar la violencia y el terror para obtener sus objetivos y silenciar al que les estorba. Si las marcas electorales de esta banda mafiosa reciben una indulgencia tan apresurada por parte de algunos es porque ETA es un grupo criminal de ultraizquierda. Así de simple. A ningún demócrata en su sano juicio se le ocurriría ir en coalición con una marca electoral que llevase en sus filas a violadores, narcotraficanes, ultras neonazis o asesinos psicópatas. A ningún demócrata en su sano juicio se le ocurriría presentar a esa gentuza como gente a favor de la paz y la reconciliación. Pero con ETA sí que pasa porque esa banda criminal usa un mensaje de ultraizquierda como reclamo. Por eso algunos quieren liberarla de cualquier responsabilidad por el mero hecho de decir que no seguirá matando, aunque no haya entregado ni una bala, ni haya pedido perdón por sus crímenes, ni haya ayudado a esclarecer los aún no resueltos, y sin que haya dado siquiera el paso de disolverse.
 
Podemos y Bildu: dos caras de la misma ultraizquierda totalitaria
El anterior JEMAD se ha implicado en un proyecto de ultraizquierda llamado Podemos, que se ha negado a condenar las violaciones de derechos humanos en Venezuela. Otro de los partidos que se negó a apoyar esa condena fue, precisamente, Bildu. Si Podemos y Bildu van de la mano es porque son la misma basura totalitaria, dos grupos de ultraizquierda que esconden bajo nuevos disfraces el mismo planteamiento de siempre: creer que sus fines legitiman cualquier medio, por despreciable que sea. Cuando una persona que tenía como misión defender a España acepta ir en coalición con quienes la odian, con quienes están empeñados en quebrantar su unidad y usurpar al pueblo español su soberanía nacional, con quienes ni siquiera condenan los crímenes amparados por ese odio a España, la actitud de esa persona tiene un nombre: traición

No hay comentarios:

Podemos niega al fiscal Maza el homenaje que sí dio a un cofundador del brazo político de ETA

En 2015 dirigentes de Podemos homenajearon al batasuno Periko Solabarria Podemos niega al fiscal Maza el homenaje que sí di...