viernes, 16 de enero de 2015

Luis de Guindos es el peor ministro de Economía de la Unión Europea, según Financial Times

Luis De Guindos es el peor ministro de Economía de la Unión Europea. Al menos así lo expresa el diario económico Financial Times (FT), que desde hace siete años elabora un ránking al respecto. El prestigioso diario británico se centra este año en el trabajo de los ministros del ramo en las 19 economías más importantes de la Unión Europea.
El dato no deja en buen lugar al ministro español, que no obstante mantiene sus aspiraciones a presidir el Eurogrupo. Un deseo en el que, por cierto, le ha arropado el propio presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Un favor por otro: no olvidemos que a finales de 2012 Luis de Guindos daba todo su apoyo al presidente en su decisión de no pedir a Europa el rescate financiero.
El problema es que el ministro pierde varios puestos porque su antecesora en el cargo –Elena Salgado, del partido socialista –,  estaba en la posición 13. Para colmo, el prestigioso diario británico ya colocó a De Guindos en el último lugar de su lista de 2012.
Probablemente lo que el Financial Times está castigando es la falta de sintonía del ministro con su homólogo de Hacienda, la mala gestión de la crisis de Bankia (y los cálculos erróneos de sus consecuencias), así como la falta de una relación fluida del Ministerio de Economía con el Banco Central Europeo, a juicio de los más críticos. Si a ello añadimos la presión de las encuestas y el inicio de la precampaña electoral, es posible que el optimismo del Gobierno resulte excesivo.
El ministro español de Economía tendrá que esforzarse más para convencer a los economistas y a los mercados de que puede arreglar la economía del país. Hace unos días afirmaba que cuando acabe 2015 “tendremos un dato de paro muy inferior al de hace tres años” y defendía también que la economía española está teniendo una evolución mejor que la de los países europeos de nuestro entorno. Parece que todo se fía más a la evolución de la economía a medio plazo que al análisis de los datos actuales. 


Esta postura y algunas otras ‘flores’ como la reciente aludiendo a que los españoles han perdido el miedo a quedarse sin trabajo dan a entender que el ministro de Economía esta alejado de la realidad social y económica de muchas familias, quizá tanto como de las interpretaciones que  algunas instituciones europeas hacen de sus mensajes.
Mientras Luis de Guindos recibe una colleja a su gestión, algunos de sus homólogos con poco tiempo en el cargo en países más afectados por la crisis económica como Italia o Irlanda han logrado superar a sus antecesores y mejorar la calificación de sus países.
El Financial Times aplaude al ministro italiano de Economía Vitorio Grilli, en la posición ocho del ránking por su "trabajo al prevenir que Italia se convierta en la próxima víctima de la crisis de la Eurozona". El diario también se ha mostrado "impresionado" por el trabajo de Irlanda en los últimos dos años. Ocupaba el último lugar del ranking y este año ha subido hasta el quinto puesto.
El alto coste de la reestructuración bancaria, la crisis del empleo y el descenso de las inversiones un 16% desde que comenzó la crisis son un lastre en la carrera de Luis de Guindos hacia las instituciones europeas. Ahora se enfrenta a un reto nuevo: conseguir un buen pellizco del plan europeo para hacer crecer el PIB comunitario en hasta 400.000 millones de euros y crear 1,3 millones de puestos de trabajo. Para eso necesitará combinar al milímetro tiento, autoridad y diálogo. La primera oportunidad de diálogo llega con el Foro de Davos, en una semana.

No hay comentarios:

El coordinador de trasplantes del Hospital Reina Sofía Juan Carlos Robles es elegido embajador de la sanidad española

El galardón que otorga la publicación especializada Diario Médico, distingue a 25 profesionales por su trayectoria asistencial, docente, i...