sábado, 23 de marzo de 2013

Jaén, dominada por Zarrías, clave para saber qué pasó con los ERE

 
 
 
Foto:Gaspar Zarrias
Todo pasaba por él. “Usted era el todopoderoso”, le indicó Alba Doblas (IU) en la fallida comisión de investigación. Gaspar Zarrías, muñidor ahora de Alfredo Pérez Rubalcaba en Ferraz, fue vicepresidente de la Junta de Andalucía y jamás ocultó su interés en brindar a Jaén, su lugar de origen, un mejor porvenir. Él mismo se definió como “el interruptor” de la Junta en la comisión de investigación parlamentaria de los ERE falsos. La provincia que más aceite de oliva produce en todo el mundo resulta clave para saber qué pasó con las falsas prejubilaciones que investiga la juez Mercedes Alaya.
De Jaén es Juan Lanzas, encarcelado este viernes por la mañana por orden de Alaya. Lanzas, el conseguidor de la Junta, fue buen amigo de Zarrías. Se hacían fotos juntos en actos públicos. “En el Ayuntamiento de Jaén tuvieron presencia protagonista. Zarrías se jactaba una y otra vez de que no se movía un papel de la Junta sin qué él lo supiera y que ahora reniega de Lanzas”, ha denunciado el presidente provincial del PP jienense, José Enrique Fernández de Moya.
En Albánchez de Magina -de 1.326 habitantes, localidad natal de Juan Lanzas- buscaba ayer la Guardia Civil un zulo donde presuntamente estaría guardado dinero y documentación de estas falsas prejubilaciones. El exsindicalista figuró (sin jamás haber trabajado allí) en el ERE de Hitemasa, una histórica empresa textil de Málaga. Por pertenecer de modo fraudulento a esta compañía cobró 50.000 euros entre octubre de 2009 y noviembre de 2010.
De Jaén también eran los primeros intrusos que empezaron a aparecer en la investigación de Mercasevilla. Antonio Garrido Santoyo era miembro de la ejecutiva socialista de Baeza y figura en uno de los ERE del mercado de abastos tras haber recibido 112.000 euros. Garrido dimitió después de desvelarse su nombre y de comprobarse que jamás había pertenecido a la plantilla de la empresa.
¿Y el chófer de la cocaína? Juan Francisco Trujillo, el ministro de las tragaperras, vive en Llanos del Sotillo, una pedanía de Andújar (Jaén). La juez Alaya le llamó a declarar anoche en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla para que explicara con más detalle cómo se repartían las ayudas sociolaborales en la Junta de Andalucía, y en concreto, cuál era el método que ideó su exjefe, Francisco Javier Guerrero, cuando este era director general de Trabajo del Gobierno andaluz.
El propio Zarrías reconoció en agosto de 2012 que había soportado muchas críticas tanto externas como dentro de sus propio partido recriminándole que se volcaba en demasía en las ayudas a Jaén, y cuya federación socialista controla con mano férrea desde hace más de dos décadas, a pesar de los intentos (sin éxito) de José Antonio Griñán de restarle poder orgánico provincial. El todopoderoso, el interruptor continúa dominando la escena socialista jienense.

No hay comentarios:

Un golpista que acaba de cometer un fraude electoral no puede convocar unas elecciones

Indignante nueva oferta de impunidad del Gobierno de Rajoy a Puigdemont Un golpista que acaba de cometer un fraude electo...