sábado, 9 de febrero de 2013

El derecho a asaltar supermercados

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) nos ha sorprendido con el archivo de la denuncia contra el parlamentario de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo por el asalto a un supermercado de Mercadona en Estepa (Sevilla), junto a un piquete de su sindicato con el argumento que su acción fue parte del derecho a la huelga. Este tribunal en un auto archiva también otras cuatro acciones llevadas a cabo por Sánchez Gordillo, miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores, durante el paro general del 29 de marzo de 2012, ya que formaban parte del derecho a la huelga y son propias de la "presión ambiental típica de un piquete".

 Argmenta que  Sánchez Gordillo solo intentó que los trabajadores del supermercado Mercadona secundasen la huelga "sin más arma que la palabra, el ruido o la presencia física" con la finalidad de conseguir su cierre. Hay que recordar las imágenes en que diversos empleados fueron empujados o coaccionados intentaron impidedir tal saqueo.

El magistrado del TSJA Miguel Pasquau, que instruyó la denuncia al ser aforado Sánchez Gordillo, da validez al vídeo aportado por la Guardia Civil, en el que se oye al diputado decir al director del supermercado que, en caso de no cerrar, "te tiramos todo lo que hay por ahí, porque tiramos todo al suelo y vas a tener que poner aquí a trabajar veinte días a la gente. Me has entendido, ¿no?".

Según el magistrado, esta frase no es constitutiva de delito, sino acaso de una falta, porque las circunstancias que la rodearon no le dan la "intensidad necesaria" al tratarse Mercadona de un establecimiento "con un importante volumen de negocio" que, de hecho, volvió a abrir poco tiempo después. Ello pese a que las coacciones provenían de un sindicato cuya "militancia y capacidad operativa es notoria", dice el juez.
El auto relata las cinco acciones llevadas a cabo por Sánchez Gordillo, primero en una oficina de la Diputación de Sevilla, donde instó al gerente a cerrar mientras el piquete llamaba "esquiroles" a los trabajadores, luego en la tienda de ropa "El Rubio", donde el piquete advirtió a la empleada que "iban a comprar, aunque se habían olvidado el dinero" y finalmente en Mercadona.

Respecto a lo sucedido en este supermercado, el auto recoge que el director y un guardia civil oyeron a Sánchez Gordillo amenazar con que volverían "a comprar sin dinero", pero tal afirmación no aparece en la conversación grabada dentro del supermercado, aunque sí cuando el diputado se dirigió al piquete a la salida.

Luego el piquete se desplazó a la oficina de empleo, donde Sánchez Gordillo instó a la responsable a cerrar y ésta lo llevó a cabo "sin más incidencias" y finalmente acudieron a la entidad Agrosevilla, donde el gerente les dijo que estaban de servicios mínimos y Sánchez Gordillo dijo al piquete que "la próxima vez echamos a todo el que está dentro. Por las buenas o por las malas".

Ya tenemos instituido un nuevo derecho de los piqueteros y es el de agredir, robar o amenazar a todo aquel que tenga un negocio, empresa o puesto en el mercado que no cumpla las instrucciones de los energúmenos que componen estas cuadrillas de sindicateros. ¡¡¡Felicidades magistrado. Ha incorporado nueva jurisprudencia. Se ha lucido!!! A ver quién va a ser el valiente que plante cara a estos delincuentes.

No hay comentarios:

A prisión Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, los agitadores del independentismo

 La magistrada, que ha acordado la medida a petición de la Fiscalía, considera que el asedio a la Guardia Civil no fue una concentración p...