viernes, 20 de enero de 2012

¿Qué hace José Bono en Guinea con el sátrapa Obiang?

El socialista allana los negocios de empresarios españoles

La Gaceta destapa las turbias relaciones del sátrapa con el ex presidente del Congreso de los Diputados.

¿Por qué Bono vuelve a Guinea un año después de un polémico viaje que se ocultó a Moncloa y Exteriores, a pesar de que él era entonces presidente del Congreso? En aquella ocasión el socialista se reunió con Teodoro Obiang, que gobierna dictatorialmente la ex colonia desde hace 32 años. --Bono se reunió con Obiang en su viaje sorpresa a Guinea Ecuatorial--
Ahora se ha vuelto a entrevistar con el presidente guineano. ¿Qué hace el ex presidente del Congreso con el sátrapa? Las preguntas se acumulan. ¿Tendrá algo que ver con el veto que le puso Obiang a El Pocero, que quiso construir allí 38.000 viviendas? Es inevitable sospecharlo. Pero quien presumía de transparencia no hace gran cosa por aclarar tan oscuro asunto. Y no queremos hacer chistes fáciles.
José Bono no sólo planificó un viaje sorpresa de cuatro días a Guinea Ecuatorial, como ayer contó en exclusiva La Gaceta, sino que además aprovechó la circunstancia para volver a reunirse con el presidente Teodoro Obiang, como así confirman las imágenes que hoy publicamos, un año después de su último encuentro con el dictador, en esa ocasión mientras era presidente del Congreso de los Diputados.
Bono viajó a la capital, Malabo, el pasado sábado y regresó el martes, 17 de enero, tras recorrer la mayor parte del país. Según constatan fuentes de toda solvencia y de la oposición en España, el socialista se desplazó a -y por- Guinea Ecuatorial acompañado de varios empresarios españoles, "amigos suyos" "Está claro para qué ha ido a Guinea, si le acompañan compañeros de inversiones: el objetivo es cerrar acuerdos empresariales que delatan negocios privados".
Aterrizó en Malabo (se alojó en el Sofitel Malabo President Palace), pero su intención era recorrer el país y constatar las inversiones realizadas y las necesarias.
La realidad, aseguran, es que Bono ha ido directamente a ver a Obiang, que le acompañó en algunos de sus desplazamientos. "Nada se puede hacer en Guinea sin contar con él", aseguraron fuentes parlamentarias.
El encuentro puede interpretarse como continuación del que ya tuvieron en su anterior visita en febrero del pasado año, cuando Bono, acompañado por varios diputados españoles, se reunió en la sede del Gobierno de Guinea con el dictador. Una cita que pasaba por cuidar las inversiones españolas en el país, aunque, a puerta cerrada, pudo ocultar otros detalles.
Efectivamente, las últimas imágenes de José Bono junto al dictador guineano están estos días siendo emitidas por el canal internacional de Guinea Ecuatorial como noticia de alcance, a la mayor gloria de Obiang, que sigue presentando sus logros por cualquiera de sus canales de comunicación y, además, vendiendo sus relaciones con el que fuera tercera autoridad del Estado.
A ambos se les puede ver visitando las instalaciones de la central hidroeléctrica de Djibloho, en manos de compañías chinas, que suministra electricidad a la llamada Región Continental. Una de las muchas iniciativas que en materia energética ha acometido y que el Gobierno africano quiere promocionar como síntoma de desarrollo y buena voluntad de futuro.
El pasado 9 de febrero, el por aquel entonces presidente del Congreso de los Diputados iniciaba una gira oficial de tres días por la antigua colonia española con el objetivo de consolidar las relaciones económicas y comerciales entre ambas naciones.
Un viaje planificado por el propio Bono -y no por mandato del propio Ejecutivo, como aseguró, ni por invitación de las autoridades guineanas- y que reveló una clara descoordinación ministerial y una absoluta falta de comunicación entre la Presidencia de la Cámara Baja y las carteras implicadas.
La visita era desconocida por el palacio de Viana y por el propio Palacio de La Moncloa, aunque la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, aclaró posteriormente que fue ella misma quién autorizó, asegurando que era un buen viaje para los intereses de España. Nunca aclaró el resultado de la visita a Guinea.
Fuentes diplomáticas aseguraron a este periódico durante esas fechas que dudaban de la idoneidad del viaje y que los resultados económicos para las empresas estaban por ver.
NUEVOS NEGOCIOS DE 'EL POCERO'
Según constata la oposición guineana en el exilio, Francisco Hernando ‘El Pocero' no ha dejado de visitar Guinea Ecuatorial en busca de nichos de negocio que faciliten sus inversiones. Las fuentes constantan que sigue acudiendo al país y que, aunque Obiang no el deja construir, puede estar cuajando nuevos negocios, entre ellos una línea aérea que una la capital del país africano con Madrid. El constructor manchego quiso levantar hace algunos años 38.000 viviendas en Guinea, iniciativa que el propio presidente paralizó.

No hay comentarios:

El coordinador de trasplantes del Hospital Reina Sofía Juan Carlos Robles es elegido embajador de la sanidad española

El galardón que otorga la publicación especializada Diario Médico, distingue a 25 profesionales por su trayectoria asistencial, docente, i...