miércoles, 24 de mayo de 2017

El Supremo confirma la condena de 21 meses a Messi por fraude fiscal

Rebaja la pena a su padre

La mayoría de la Sala de lo Penal del alto tribunal se inclina por confirmar la condena del tribunal de Barcelona con el voto discrepante de dos magistrados.

 
La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado este miércoles la condena de 21 meses de prisión y más de dos millones de euros de multa para el jugador del FC Barcelona Lionel Messi dictada por la Audiencia de Barcelona por tres delitos contra la Hacienda Pública. La mayoría de la Sala, integrada por cinco jueces, ha rebajado a 15 meses de cárcel la pena impuesta al padre del delantero azulgrana, Jorge Horacio Messi, al que se considera cooperador necesario y al que se aplica ahora la atenuante del daño reparado porque también él y no sólo su hijo devolvió el dinero defraudado a la Agencia Tributaria, han informado a El Confidencial fuentes jurídicas.
El futbolista, que ya entregó la cantidad que se le reclamaba, un total de 4,1 millones de euros, antes del juicio, fue condenado tras expresar la Sala en su sentencia su "pleno convencimiento" de que Messi y su padre eludieron el pago de impuestos derivados de los ingresos de la explotación de sus derechos de imagen a través de una compleja maniobra de negocios en paraísos fiscales.
El Supremo confirma la condena de 21 meses a Messi por fraude fiscal

A pesar de que la mayoría ha acordado avalar esta pena, la sentencia del alto tribunal incluye dos votos particulares de los magistrados Luciano Varela y Andrés Palomo, que consideran que debió acusarse al jugador de un delito de continuado. Varela y Palomo alegan que el fraude se cometió en tres ejercicios consecutivos y formaba parte de un "plan preconcebido".

La Fiscalía no acusó

En concreto, Messi fue condenado a siete meses de cárcel por cada uno de los tres delitos, más una multa de 532.313,31 euros por el fraude cometido en 2007; de 792.300,54 por el de 2008 y de 768.387,70 por el de 2009. Su padre recibió la misma pena de cárcel y multas de 532.313,31 euros por el fraude en la declaración de 2007; de 532.313,31 euros por el de 2008 y de 532.313,31 euros por el de 2009. Estas condenas se impusieron pese a que la Fiscalía no acusó al delantero al considerar que desconocía el entramado para defraudar a Hacienda y sólo señalaba a su padre, para el que solicitó un año y medio de prisión.

Durante el juicio la acusación la sustentó la Abogacía del Estado, en representación de la Agencia Tributaria, que dio "credibilidad cero" a la versión de que el jugador del FC Barcelona no estaba al tanto de que se había creado un entramado para tapar sus ingresos. La línea de defensa de Messi y sus abogados durante todo el proceso incluido el juicio --donde se negó a responder a la acusación que ejercía la Abogacía del Estado-- fue que el jugador desconocía por completo las gestiones que se hacían de sus derechos de imagen, pues él sólo jugaba al fútbol y nunca preguntaba a su padre porque se fiaba de él. En dicha línea inciden en su recurso ante el alto tribunal.
Sin embargo, el tribunal argumentó en su fallo que su desconocimiento se debe a su "indiferencia" y que esto no puede provocar que se le exima de responsabilidad, pues existían sospechas justificadas de que sus ingresos no tenían un origen claro y nítido.
 
 

No hay comentarios:

MARTA ROVIRA CALIENTA LA CAMPAÑA

Oriol Junqueras y Marta Rovira, dirigentes de ERC Serenidad, prudencia, templanza, sentido común y algunas cualidades más tendrían q...