martes, 23 de mayo de 2017

Así manipula TVE el asesinato de Calvo Sotelo



El cadáver de José Calvo Sotelo, abandonado en el Cementerio del Este el 13 de Julio de 1936

Así manipula TVE el asesinato de Calvo Sotelo

La semana pasada el segundo canal de Televisión Española emitió el documental “La ciudad del recuerdo”, que recorre el interior y la historia del Cementerio de la Almudena, en Madrid.
Así secuestraron y mataron a Calvo Sotelo, cuyo recuerdo ha ordenado borrar Carmena
La izquierda utiliza a Franco como alfombra para ocultar el pucherazo del Frente Popular
TVE atribuye el asesinato de Calvo Sotelo a “un exaltado”
El documental se puede ver completo aquí. En el minuto 24:27, el narrador afirma lo siguiente:
“Esta sobria sepultura del Cementerio Civil contiene los restos del teniente José del Castillo, militar republicano, asesinado en Madrid el 12 de julio de 1936 por cuatro pistoleros de extrema derecha. Pocas horas después del crimen, un exaltado de las milicias socialistas asesinó al diputado de derechas José Calvo Sotelo. Fue enterrado en la parte católica, junto a la capilla.”
Puedes ver el fragmento en cuestión aquí:

Lo de atribuir crímenes de la izquierda a “exaltados” es una de las más persistentes manipulaciones de la historia que se viene dando en España desde hace años. En el caso de Calvo Sotelo, el reportaje de TVE no explica cómo apareció el cuerpo de Calvo Sotelo en el Cementerio del Este (como se denominaba entonces el que hoy se conoce como Cementerio de la Almudena). ¿Un solo “exaltado” llevó el cadáver hasta el camposanto? La omisión de ese dato no parece meramente casual.
En el asesinato participaron policías republicanos
Y es que el diputado de derechas fue transportado y asesinado en la camioneta nº17 de la Guardia de Asalto, el vehículo que podéis ver en esta foto:
La Guardia de Asalto era un cuerpo policial a las órdenes del gobierno de la República, entonces en manos del Frente Popular, una coalición integrada por el PSOE, el Partido Comunista de España y otros partidos y sindicatos de izquierda. Esa camioneta nº17 se presentó primero en el domicilio del dirigente de Renovación Española Antonio Goicoechea y, después, en el del líder de la CEDA, Gil Robles, pero hallándose ambos ausentes, los guardias de asalto y milicianos del PSOE que ocupaban el vehículo fueron a por Calvo Sotelo. Uno de sus captores se identificó como guardia civil. Hay que recordar que por su condición de diputado, Calvo Sotelo tenía inmunidad parlamentaria. Tras ser detenido, sus captores le llevaron en la citada camioneta, en la que Luis Cuenca Estevas, miembro de las Juventudes Socialistas, le asesinó de un tiro en la nuca. A continuación, en la madrugada del 12 al 13 de julio de 1936, los asesinos abandonaron el cadáver en una mesa del depósito del Cementerio del Este. Los guardias de asalto dijeron a los vigilantes del cementerio que el cadáver era de un sereno muerto asesinado en un atentado.
Los escoltas de Calvo Sotelo habían recibido órdenes de desampararle
Así pues, no estamos ante un crimen cometido por un simple “exaltado” que actuó de forma aislada. El secuestro y asesinato de Calvo Sotelo fue un crimen de Estado cometido por fuerzas policiales al servicio del gobierno del Frente Popular. Esta calificación se ve reforzada por la revelación hecha por Gil Robles, el jefe de la CEDA, en la reunión de la diputación permanente de las Cortes dos días después del atentado. Gil Robles denunció que Calvo Sotelo, días antes de ser asesinado, le había comentado que su escolta había recibido orden de desampararlo en caso de atentado: “Individuos de mi escolta, que no pertenecen ciertamente a la Policía, sino a uno de los Cuerpos armados, han recibido una consigna de que en caso de atentado contra mi persona procuren inhibirse.”
Reescriben la historia para acomodarla a las tesis de la izquierda
Si TVE manipula estos hechos es porque la naturaleza de ese crimen echa por tierra la visión izquierdista sobre la Guerra Civil, según la cual el gobierno frentepopulista era un gobierno legítimo -algo que casa difícilmente con un crimen de Estado, y eso por no hablar del pucherazo de 1936- y la situación de España en el verano de 1936 no daba pie, ni por asomo, a un alzamiento militar. Cabe recordar que tras ser informado sobre el crimen por el propio autor del disparo, el editor del diario El Socialista Julián Zugazagoitia comentó: “Ese atentado es la guerra”. Es decir, que la propia izquierda sabía lo que provocaba con un atentado de esas características.
Los fusilamientos en el Cementerio del Este que no menciona TVE
Por otra parte, el documental de TVE habla también sobre los fusilamientos que tuvieron lugar en la muralla del Cementerio del Este: “Durante los primeros años de la dictadura, entre 1939 y 1944, una parte de la muralla del cementerio se transformó en paredón de fusilamiento. Se estima que cerca de 3.000 personas murieron aquí, víctimas de la represión.” Curiosamente, TVE sólo cita los asesinatos cometidos aquí por el régimen franquista, pero no los cometidos por los republicanos durante la Guerra Civil. Un magistrado del Tribunal Supremo de Justicia de la República, jubilado antes de tiempo por el gobierno del Frente Popular, declaró lo siguiente (según cita César Alcalá en “Las checas del terror: la desmemoria histórica al descubierto”): “me consta que, sobre todo en los primeros meses, eran hallados en las calles de la capital y en sus alrededores, con preferencia en la Casa de Campo y en las tapias del cementerio del Este, cientos de víctimas inmoladas por los sicarios de las checas, que funcionaban con conocimiento y con beneplácito de los Poderes Públicos“.
Por ejemplo, el 19 de noviembre de 1936 fueron asesinados 53 guardias civiles en las tapias del Cementerio del Este, procedentes de la Checa anarquista de Spartacus, situada en el Convento de las Salesas Reales, dirigida por el teniente García Munilla y que funcionaba como un lugar para torturar específicamente a miembros de la Benemérita declarados desafectos al Frente Popular. El 29 de junio de 1939, ya acabada la guerra, el diario Abc publicó una esquela dedicada a aquellos guardias civiles, citando sus nombres:
El 7 de noviembre de 1936 fue asesinado en las tapias del Cementerio del este el Capitán de Ingenieros Vicente Gil Lázaro, tras ser sacado de la Cárcel de Porlier (donde actualmente se halla el Colegio Calasancio), en Madrid. Aquí su esquela, publicada en Abc el 6 de junio de 1939:
Los civiles Joaquín Reyes López, de 63 años, y Faustino Mantecón Cepedano, de 37, ambos casados y con hijos, fueron sacados de sus domicilios en la noche del 11 de noviembre de 1936 y asesinados también en las tapias del Cementerio del Este. Aquí su esquela, publicada en Abc el 9 de noviembre de 1939:
María de los Dolores Falquina García de Pruneda, vicepresidenta de la Juventud Femenina de Acción Católica en la parroquia de San José, en Madrid, fue también fusilada el 3 de octubre de 1936 en las tapias del Cementerio del Este tras pasar por la Checa de Fomento con su padre Antonio y su primo Jorge García de Pruneda, que fueron asesinados dos días antes que ella en Puerta de Hierro. Aquí la esquela publicada en Abc el 30 de septiembre de 1939, incluyendo sus nombres:
Son sólo algunos ejemplos de los asesinatos obviados por TVE, como si no hubiesen existido, simplemente porque los asesinos eran del bando izquierdista de la Guerra Civil Española.

No hay comentarios:

Mi foto
CORDOBA, CORDOBA, Spain
Hombre,64 años,

El Tiempo en Córdoba

relojes web gratis
3 http://webstats.motigo.com/ www.motigo.comhttp://motigo.com/images/webstats_counter/n80x15-7.gif?id=2147526197 http://m1.webstats.motigo.com/c.js?id=2147526197&lang=es&i=3