sábado, 27 de febrero de 2016

Fracasa el intento de IU y Podemos de imponer su cristianofobia a toda Sevilla

 
El PSOE sí que apoyó la moción de Podemos a favor de una marcha blasfema

Fracasa el intento de IU y Podemos de imponer su cristianofobia a toda Sevilla

 
 
 
 
Con menos de un mes para Semana Santa, ayer se debatió en el Ayuntamiento de Sevilla una moción de Izquierda Unida que pretendía la imposición de la cristianofobia a nivel oficial.
 
Una moción comunista plagada de prohibiciones contra los creyentes
La coalición comunista quería prohibir la asistencia de representantes de las confesiones religiosas a actos municipales, que se prohibiese acudir al alcalde y a los concejales a eventos religiosos, incluida la tradicional Semana Santa sevillana, e incluso que se impida nombrar cualquier calle sevillana con nombres religiosos. La moción comunista era un atentado directo contra el Artículo 14 de la Constitución, al pretender que un ayuntamiento discrimine a ciertos ciudadanos por sus creencias religiosas. Hay que recordar, además, que el Artículo 16 de nuestra Carta Magna establece un reconocimiento por parte del Estado del hecho religioso y su cooperación con las confesiones, citando expresamente a la Iglesia Católica, que es la religión ampliamente mayoritaria de España. IU quiere tornar esa cooperación en abierta enemistad, por el mero hecho de que no le agrada el Cristianismo. La moción de IU supondría copiar en Sevilla el maltrato a los creyentes que se da en las dictaduras comunistas, que son el verdadero referente ideológico de esa formación.
 
Protesta en la calle y en la red contra la moción comunista
Indignados por esta provocación de la ultraizquierda, ayer al mediodía cientos de sevillanos se concentraron ante el ayuntamiento en defensa de la libertad religiosa. Y desde la red, en 24 horas más de 50.000 ciudadanos mostraban su rechazo a esa moción liberticida firmando una alerta de HazteOir.org dirigida a los representantes municipales del PSOE, el PP y Ciudadanos en Sevilla, recordándoles “los derechos que asisten a todos los ciudadanos, también a los creyentes de cualquier confesión, a expresar públicamente su fe y a participar en actos religisos públicos”.
 
¿Es ‘privilegio’ de la Iglesia una exención que también tienen los partidos?
En su intervención en el pleno, el representante de IU dijo que “la Iglesia Católica no paga el IBI”. Se le olvidó decir que en sus lugares de culto las confesiones evangélica, judía y musulmana tampoco pagan ese impuesto, del que también están exentos los partidos políticos, entre ellos Izquierda Unida, a pesar de lo cual el concejal comunista tuvo la desfachatez de calificarlo como un “privilegio” de la Iglesia Católica. El portavoz de la formación de ultraizquierda también pidió la derogación de los acuerdos entre España y la Santa Sede, pero no mencionó los de las demás confesiones, que por lo visto no le molestan en absoluto. Lo más hilarante fue que el concejal comunista dijo que él no va a actos religiosos en su función de edil “porque soy laico”. Confieso que al escuchar esta parte casi me da un ataque de risa. Este lumbreras debe desconocer que la inmensa mayoría de los creyentes que asistimos a actos religiosos somos laicos, por cuanto somos personas que no tenemos órdenes clericales, de acuerdo con la definición de la RAE.
La llaman ‘moción laica’, pero lo correcto es decir ‘cristianófoba’
Y aquí es donde hace falta aclarar una confusión cada vez más frecuente entre los periodistas. Hoy diversos medios hablan de “moción laica” para referirse a la presentada por IU. Lo correcto sería decir cristianófoba o anticatólica, pues se trata de una moción cuyo fin es que una institución pública pagada por todos -católicos incluidos- tenga como doctrina oficial el rechazo y el más burdo prohibicionismo contra una religión muy concreta: la católica. Laica es toda moción que presenta un concejal que no sea sacerdote, rabino o imán, incluso si esa moción tiene como fin defender la libertad religiosa y una fluida relación de cooperación entre las confesiones religiosas -como la que se da con cualquier otra entidad de la sociedad- y los poderes públicos. Basta ya de que ciertos personajes se apropien de ese adjetivo para disfrazar sus prejuicios y que parezcan menos feos. Lo que estos personajes promueven no es la laicidad, sino el odio a los católicos. Lo que intentó IU ayer era imponer sus prejuicios cristianófobos a todos los sevillanos.
IU se adhiere a unas palabras del Papa contrarias a lo que quiere IU
Otro momento cómico ocurrió cuando el concejal comunista invocó al Papa Francisco para justificar su moción cristianófoba. En concreto, el edil de ultraizquierda citó estas palabras pronunciadas por el Papa en Brasil en julio de 2013:
“La convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad.
He puesto en negrita una parte que no ha debido leer bien el concejal comunista -¿será que no entiende bien el castellano?-, porque esas palabras del Papa sostienen justo lo contrario que IU, que pretende la total exclusión y desprecio hacia el hecho religioso a nivel oficial. Al concejal de IU le bastaba con leer lo que dijo el Papa en el párrafo anterior a esa cita:
“Es imposible imaginar un futuro para la sociedad sin una incisiva contribución de energías morales en una democracia que no sea inmune de quedarse cerrada en la pura lógica de la representación de los intereses establecidos. Es fundamental la contribución de las grandes tradiciones religiosas, que desempeñan un papel fecundo de fermento en la vida social y de animación de la democracia.
PSOE, PP y Ciudadanos votaron contra la moción cristianófoba de IU
A la vista del despliegue de ignorancia y de prejuicios hecho ayer por IU en Sevilla, no es de extrañar que la moción contara con el apoyo de Participa Sevilla, la marca blanca de Podemos en la ciudad. Y es que en su odio al Cristianismo, las dos formaciones de ultraizquierda son totalmente equiparables. Es un alivio, al menos, saber que la moción comunista fue rechazada con los votos de PSOE, PP y Ciudadanos. Al menos imperó la sensatez frente a esa provocación y esa ataque gratuito de la extrema izquierda contra los creyentes.
El PSOE apoyó otra moción cristianófoba de Podemos
 
No se puede decir lo mismo de otra de las mociones presentadas. En ese mismo pleno se debatió otra propuesta de la formación podemita para apoyar una marcha blasfema organizada en 2014 en Sevilla, una convocatoria hecha por un sindicato anarquista en la que se hizo escarnio de la religión católica ridiculizando un paso de Semana Santa, una ofensa gratuita y soez que fue contestada con una querella de la Asociación de Abogados Cristianos. La moción a favor de esa marcha cristianófoba fue aprobada con el apoyo de IU y PSOE. Es alucinante que una corporación local salga en apoyo de un grupo extremista que se lanzó a la calle a ciscarse en los creyentes. ¿Si la marcha hubiese sido para ofender gratuitamente a los homosexuales o a los musulmanes, la izquierda sevillana la habría respaldado? La respuesta es obvia. Buena parte de la izquierda viene demostrando que, según su criterio, cualquier colectivo social merece respeto menos los cristianos, y que ante ofensas tan evidentes como las citadas, los ofendidos ni siquiera tienen derecho a recurrir a los cauces previstos por el Estado de Derecho para defenderse. Como siempre, disfrazarán su actitud como “laica”, pero no lo es: es cristianofobia pura y dura. Y si el PSOE apoyó esta moción y no la de IU, es simplemente porque sabía que sería altísimo el coste electoral que podría tener apoyar la moción comunista en una ciudad donde la Semana Santa está tan arraigada.

No hay comentarios:

Mi foto
CORDOBA, CORDOBA, Spain
Hombre,64 años,

El Tiempo en Córdoba

relojes web gratis
3 http://webstats.motigo.com/ www.motigo.comhttp://motigo.com/images/webstats_counter/n80x15-7.gif?id=2147526197 http://m1.webstats.motigo.com/c.js?id=2147526197&lang=es&i=3