viernes, 29 de marzo de 2013

¿Merece de verdad la pena cambiar de horario y adelantar una hora?

A las 2.00 de la madrugada del domingo los relojes se adelantarán una hora


Llega el horario de verano y esta noche dormirán una hora menos

El horario de verano entrará en vigor en la madrugada de este 30 de marzo de 2013. Así, en la noche del sábado al domingo y con la excusa de aprovechar mejor la luz natural, los relojes se adelantarán una hora y a las 2.00 horas serán las 03.00.
Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), este cambio horario supondrá un ahorro del 5% de la energía, lo que equivaldría a unos 300 millones de euros.
El cambio de hora se debe a la Directiva Comunitaria 2000/84/ CE y es de obligado cumplimiento en los 27 estados miembros
.
¿MERECE REALMENTE LA PENA?
 
Según el portavoz de la Comisión de Energía de Ecologistas en Acción, Rafael Montes, adelantar el reloj "no implica necesariamente gastar menos energía".
En 2010, Ecologistas en Acción llevó a cabo un estudio en España en el que analizaba el consumo medio diario de energía en los diez días previos y posteriores a los cambios de hora durante tres años, según informa Efe.
El análisis, que no consideraba las condiciones climáticas, puso de manifiesto que en cuatro de los seis periodos estudiados aumentó el consumo de energía con el cambio de hora entre un 2,2 y un 2,95 %, mientras que sólo se redujo en dos, un 0,03 % en una y un 2,1 % en otra.
La estimación del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) es, sin embargo, que el potencial de ahorro en iluminación en España, por el cambio de hora, puede llegar a representar un 5 % del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros.
De esa cantidad, 90 millones de euros corresponderían al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar; mientras que los otros 210 millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios del sector terciario y en la industria.
 
COMPORTAMIENTO RESPONSABLE EN EL HOGAR

No obstante, fuentes del IDAE explican que para alcanzar ese potencial de ahorro se deberá llevar a cabo un comportamiento responsable en el hogar a la hora de prescindir de la iluminación artificial cuando no es necesaria, así como la utilización de tecnologías de ahorro por aprovechamiento de la luz natural en edificios del sector terciario y en industrias.
Entre estas tecnologías estarían, por ejemplo, las fotocélulas o sensores de luz que apagan o regulan la iluminación artificial en función de la luz natural aportada a la zona a través de ventanas o lucernarios.
 

No hay comentarios:

El coordinador de trasplantes del Hospital Reina Sofía Juan Carlos Robles es elegido embajador de la sanidad española

El galardón que otorga la publicación especializada Diario Médico, distingue a 25 profesionales por su trayectoria asistencial, docente, i...