jueves, 9 de agosto de 2012

Decenas de senadores cobran un segundo sueldo público


Hay casos de ‘pluriempleados’ en los seis grupos que componen la Cámara Alta

Al ser diputados o ediles.

Dice el chascarrillo popular que los senadores no suelen creer en que despues de esta haya una vida mejor: ellos ya viven en el cielo. Y algo hay de verdad en el cruel aforismo.
Son diputados autonómicos, alcaldes o concejales y además tienen un escaño en el Senado, bien porque fueron en las listas de las últimas generales o bien porque han sido designados por alguna Cámara regional.
Ese es el caso de decenas de parlamentarios españoles, que al compaginar la política nacional con la autonómica o local perciben al menos dos sueldos públicos.
En esta situación se encuentran políticos muy conocidos, como el ex ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza y senador socialista.
Junto con Belloch, hay otros muchos regidores locales con un escaño en la Cámara Alta, como los alcaldes populares de Málaga -Francisco Manuel de la Torre-, Melilla -Juan José Imbroda-, Mérida -Pedro Acedo-, Teruel -Manuel Blasco- o Trujillo -Alberto Casero-, por citar sólo algunos ejemplos.
Parlamentarios pluriempleados hay en las filas de todos los partidos. En el PSOE, además de Belloch, están Tomás Gómez -líder del PSM, diputado madrileño y senador-, Emiliano García-Page -líder de los socialistas castellanomanchegos, parlamentario regional y senador-, Enrique Cascallana -diputado madrileño y senador- o Juan Espadas -concejal y portavoz del PSOE en Sevilla y senador-.
También las formaciones nacionalistas y regionalistas tienen políticos que acumulan cargos y salarios públicos. En CiU, los senadores Ferrán Salvado Bel y Montserrat Candini compaginan su escaño en la Cámara Alta con las alcaldías de Tortosa (Tarragona) y Calella (Gerona), respectivamente. El miembro del PNV José María Cazalis, por su parte, es edil en el consistorio de Lekeitio (Vizcaya) y senador.
Mª Jesús Ascensión Burró, con carné del Partido Aragonés (PAR), es concejal de Albalate de Cinca (Huesca) y también tiene su escaño en el Senado.
Del grupo mixto de la Cámara Alta forma parte Unión del Pueblo Navarro (UPN), cuyo parlamentario Francisco Javier Yanguas es alcalde de Fitero (Navarra).
Por último, el PSC no está integrado en el Grupo Socialista en el Senado, sino que forma parte de la Entesa, donde se aglutinan los parlamentarios catalanes de izquierdas. En este grupo están Mónica Almiñana -concejal de Sitges (Barcelona)- y Francisco Boya -miembro del Consejo de Arán-.
A ninguno de ellos les afecta la entrada en vigor, el pasado 1 de agosto, de la incompatibilidad de sueldos decretada por el Gobierno el 13 de julio. Esta medida prohíbe cobrar la indemnización por dejar de ocupar un alto cargo a los políticos que tengan otros ingresos, pero nada dice de los que cuentan con dos o más sueldos del erario.
Lo único que está prohibido es ser a la vez diputado en el Congreso y senador o diputado regional y nacional. De ahí que en la Cámara Alta abunden los alcaldes, concejales, consejeros de cabildos, diputados provinciales y diputados regionales.
También en el Congreso hay casos de acumulación de cargos, como el de la socialista Carmela Silva. Además de diputada por Pontevedra y miembro de la Mesa de la Cámara, Silva es teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Vigo.
Su situación llegó a ser denunciada por la propia dirección del PSdeG, que en junio le abrió expediente por no renunciar a uno de los dos puestos.
Poco después, los socialistas gallegos dieron carpetazo al asunto.

No hay comentarios:

Los mozos ya no son nuestros

Si los mozos de escuadra aplican la ley contra los manifestantes de la CUP, son «la policía militarizada» por el 155.   Si nos hubiera...